LO BUENO Y BREVE, 2 VECES BUENO

Pequeñas exquisiteces de mazapán y yema bañadas con mermelada y azúcar. Es una de las recetas más antiguas de Rialto. Desde hace casi un siglo se vienen elaborando de manera artesana con el mimo y saber hacer de los maestros confiteros de Rialto.

Su elaboración requiere un proceso largo y laborioso, que comienza al darle forma una a una con la manga pastelera, continúa con diferentes tareas delicadas, como el relleno de yema, y culmina con el baño final de azúcar.

Comprar